Quizá te interese:

Crítica Star Wars: El despertar de la Fuerza

Hay una célebre premisa cinematográfica perpetuada con el paso de los años: " Si algo funciona, no lo toques ". Yo eso lo comple...

El futuro en sus manos

El verano se despide con la promesa de una nueva campaña electoral. Volvemos a la rutina de los programas electorales invisibles, de las propuestas sin futuro, de los debates pactados en los que la política brilla por su ausencia. En definitiva, nos espera otra campaña de marketing y telepropaganda para que los pocos que mantienen la ilusión por la democracia, la pierdan y se resignen a transformarse en ilusos soñadores. Mientras le pasamos la tijera a la Sanidad y educamos a golpe de revalida (aunque muchos no quieran llamarlo por su nombre) seguimos pagando con impuestos campañas electorales especializadas en promesas vacías y lideradas por políticos que no saben escucharse.
El presidente en funciones Mariano Rajoy. Fuente: ABC.
Pero tranquilos, aún queda una última esperanza. Las elecciones en Galicia y el País Vasco del próximo domingo pueden salvarnos de volver a pasar por el tedio de las urnas. Eso, al menos, es lo que pretenden vendernos desde el Congreso de los Diputados las principales cabezas de los grandes partidos. Es el consuelo del tonto, que espera que los demás vengan a arreglar sus problemas a la hora de configurar un Gobierno. O que pretende utilizar los resultados en ambas comunidades autónomas para forzar una abstención.

No es de extrañar que no sepamos poner solución a la pantomima del desgobierno. Con un presidente en funciones que, según él, no es quién para solucionar los escándalos políticos de su propio partido. No puede responder contundentemente frente a la corrupción pero puede cuestionar la gestión de otros partidos. Y es que Rajoy no puede decidir sobre el futuro de la senadora valenciana, Rita Barberá, pero sí puede dar lecciones a los socialistas para que faciliten su gobierno.

Nuestro eterno presidente en funciones se ofrece para arreglar los problemas de España cuando ni siquiera es capaz de limpiar su propio partido. Pero no se preocupen, el futuro de nuestro país está bien protegido en sus manos.

0 comentarios :

Publicar un comentario