Quizá te interese:

Crítica Star Wars: El despertar de la Fuerza

Hay una célebre premisa cinematográfica perpetuada con el paso de los años: " Si algo funciona, no lo toques ". Yo eso lo comple...

¿Hay algo más ruin que insultar a un bebé?



Polémica tras la publicación de una foto del primogénito de Justin Timberlake y Jessica Biel / Imagen: Hola.com

Polémicas tras la foto publicada del primogénito de Justin Timberlake.
El pequeño, llamado Silas, es un habitante más de este lugar llamado “mundo” desde el pasado 11 de abril de 2015. En su corta estancia en el planeta Tierra ha tenido que paliar ya con las primeras críticas en las que se cuestiona su cara, sus ojos, su boca, sus orejas...

El boom comenzó tras la publicación de una foto por su padre, el primerizo Justin Timberlake, en la que puede verse como el niño es sujetado por su orgulloso padre y como Silas dibuja una dulce sonrisa cariñosa en su boca.

Todos sabemos que en plena era de las tecnologías, vivir de la mano de las despiadadas redes sociales no es fácil. Aún así, criticar a personas que no pueden defenderse, a personas que inocentemente sonríen y viven, personitas que aún no han descubierto la dureza del mundo, y que claro está, no tienen por qué encontrarse con mensajes desagradables por tener la mala fortuna de ser hijos de personajes mediáticos.

Hace un tiempo, también la cantante Adele tuvo que soportar gran cantidad de críticas tras su embarazo, en las que juzgaban su condición física, así como la del niño, en Twitter pudieron verse mensajes como: “Fuentes no oficiales aseguran que el bebé podría llamarse McFlurry”, haciendo referencia al helado goloso distribuido por la cadena alimenticia americana McDonald’s, o mensajes violentos en los que se leía, resumidamente, que el niño sería un gordo y desgraciado durante toda su vida y sería mejor matarlo.
¿De verdad ver la imagen de un bebé riendo os da malas vibraciones y os hace ser agresivos y crueles? ¿Soy la única persona que tiñe su cara de alegría al observar a un bebé?

Creo que la inocencia de los niños no puede ser juzgada ni aprovechada por los adultos. Espérense a que crezcan para criticarles, porque se ve que sin reproches, el mundo se queda aburrido y vacío, pero al menos, óiganme, den la oportunidad de que crezcan para que puedan defenderse con el arma de la palabra o violencia, porque sí que es cierto que algunas personas merecen varias bofetadas en sus rostros con la premisa de que disponen de pocas neuronas. Aunque basándonos en esto último, bastante tienen que asumir ya, ¿no?


0 comentarios :

Publicar un comentario