Quizá te interese:

Crítica Star Wars: El despertar de la Fuerza

Hay una célebre premisa cinematográfica perpetuada con el paso de los años: " Si algo funciona, no lo toques ". Yo eso lo comple...

Descansa en paz, Pedro

Agencia EFE

El martes 19 de junio de 2015 será recordado como el día en el que nació una nueva estrella en el firmamento con el nombre de Pedro Zerolo. A sus 54 años, el concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid ha sido derrotado por la enfermedad con la que llevaba luchando durante casi un año y medio (cáncer de páncreas), padecimiento que hizo público él mismo:  «Lucho contra el cáncer hasta la victoria final», a través de su cuenta de Twitter. 

Digo estrella, porque siempre lo fue, hoy, mañana y siempre seguirá brillando. Su larga trayectoria de lucha a favor de los derechos sociales, destacando su "epicentro", el colectivo homosexual y transexual, y su entusiasmo por la igualdad, la libertad y la diversidad, le han convertido en una figura reconocida y querida por todos y por todas. 

Hoy, sólo nos queda darle las gracias y prometer a esa estrella que lucharemos por seguir consiguiendo aquello por lo que, un día, él soñaba.

Un hombre sencillo con unos objetivos universales: Así era Pedro Zerolo

Hablar largo y tendido acerca de unos logros abstractos puede parecer a simple vista muy fácil. Sin embargo, la labor llevada a cabo por Pedro a lo largo de varias décadas de activismo social dista mucho de ser una tarea sencilla. De hecho, no lo fue en absoluto. 

Nacido en Caracas y licenciado en Derecho en la Universidad de Tenerife, fue en los años 90 cuando más intensificó su labor como activista en favor de los derechos humanos, presidiendo diversas organizaciones de colectivos LGTB. Fue en 1998 cuando es nombrado presidente de la FELGTB, la organización LGTB más grande a nivel estatal y pionera en las reivindicaciones de matrimonio para las personas del mismo sexo, cargo que conservaría durante media década.

Esta inquietud llevaría a Zerolo a transformar ese activismo social por activismo político. Cambió su despacho de la abogacía por un asiento como concejal en el Ayuntamiento de Madrid, desde el cual podría trabajar con una mayor capacidad por aquello en lo que creía. Número tres en las listas del PSOE de Trinidad Jiménez en el año 2003, Pedro fue partícipe directo de uno de los mayores éxitos legislativos de la España democrática y de la legislatura de Rodríguez Zapatero. En 2005, Zerolo pudo contraer matrimonio con su marido Jesús gracias a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, reconocido legalmente y a todos los efectos al igual que el matrimonio heterosexual. 

Este pequeño cambio constitucional pero gran cambio social, tal y como lo definía el mismo, no se quedó ahí. Para que esa transformación pudiese tener éxito, debía ser aplicada a todos los terrenos sociales posibles, entre ellos el propio terreno lingüístico y semántico, substituyendo las palabras "marido y mujer" por "cónyuges" y la de "madre y padre" por progenitores. Pequeñas puntillas y detalles ínfimos que marcan la diferencia entre una sociedad progresista y una simplemente conformista. 

Más allá de su labor dentro de la militancia socialista, Zerolo fue un personaje querido por todos los partidos, movimientos y colectivos existentes. Galante de un discurso impecable, respetuoso con todos y con todas e incansable en la lucha contra su propia enfermedad, Pedro murió con la misma dignidad con la que vivió. Descansa en paz.

0 comentarios :

Publicar un comentario